sábado, mayo 06, 2006

Pena y Muerte

Hace algunos días traté de ver la película "Dead Man Walking" sobre los ultimos días de un condenado a muerte; con mi esposa estuvimos discutiendo el tema ,recuerdo que le dije que Mientras mas envejezco menos me convence la pena de muerte, el juicio ella lo compartió, y debe ser que con los años uno empieza a entender el verdadero valor de la vida; si bien considero que hay algunos seres que merecen morir por sus actos, es mas fuerte la certeza de que el bien común no justifica la institucionalización del homicidio conocido como "Pena de Muerte" que la convicción de que se debe extirpar de la sociedad aquel elemento que ha mostrado extrema falta de respeto por la vida en sus actos.

En 1996 hubo en Santiago de Chile un horrible hecho de sangre cuando un asaltante violó y asesinó a un menor de 9 años; El entonces presidente de la República, Eduardo Feri Ruiz-Tagle concedió el indulto presidencial, conmutando la pena a prisión perpetua efectiva.
Ese hecho, que en su momento tildé de covardía, me hace sentir ahora un sano orgullo por un sistema que no confía en si mismo, el estado y sus instituciones definen el espacio para que un hombre tenga la potestad de hacer sentir su sentir como hombre en un asunto; la decisión no fue de un mecanismo, sino de una persona, que hizo sentir su calidad de tal, con similar poder a toda una institucionalidad; y a pesar de que no necesariamente podemos estar de acuerdo con esa desicion particular, al menos respetamos el derecho del hombre a desidir.

Es sólo mi opinión

LV

1 comentario:

arnoldtheo36097355 dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.